Crónica de la nueva aventura del Berta LR

Santiago Sanchez Ortega - 10/07/2010

Fue una decisión apresurada y un tanto irresponsable, como me gusta. Dieciseis horas después estaba arriba de un tren saliendo de Waterloo Station rumbo a Fleet Station para encontrarme con mis amigos Iriarte, Cato y Rodolfo. Luego de una hora de viaje admirando los comienzos de la campiña inglesa llegué a la estación donde Freddie y Cato me fueron a buscar. Freddie es el hijo de Roger Smith, un viejo amigo de Rodolfo que vive hace treinta años en una iglesia de 1800 rodeado de tumbas y galpones con alucinantes automóviles del periodo vintage. Algunos de estos autos eran un par de Voisin, otro par de Bugatti (una Brescia y una 57), un Lombard, Amilcar, Salmson, Invicta, AC, Austin Seven, etc, etc. Sinceramente fue un golpe visual cuasi traumático para un fanático de los vintage.

Los Iriarte habían llegado a Inglaterra por otro rumbo algunos minutos antes que yo. Rodolfo ya se estaba aclimatando con un poco de whisky británico. La atmósfera era una mezcla de jet lag con nerviosismo previo a un examen final o a una carrera en el extranjero. Nuestros amabilísimos anfitriones nos prepararon unos catres justo enfrente al altar, hoy un imponente living-comedor con una inmensa chimenea rodeada de fotos y objetos de todas las épocas imaginables.

Nos forzamos un sueño que fue durísimo de conciliar ya que en nuestras cabezas visualizábamos intensamente los días por delante y todo el abanico de posibilidades que podían llegar a ocurrir, tanto buenas como malas. Obviamente Cato, nuestro piloto, era el más ansioso.

Día 1: Breve desayuno inglés y rumbo a Goodwood, a una hora de la iglesia por los laberínticos caminos internos de Inglaterra. Freddie fue una suerte de baqueano o GPS orgánico que nos dirigió con gran pericia por esos caminitos y recovecos rodeados de cercos y pequeños prados de prolijísimos cultivos.

Llegamos a la puerta 4, la que nos correspondía, de los parques de Goodwood House, propiedad de Lord March la cual explota todo el año con diversos eventos multitudinarios. Nos fueron indicando amablemente hasta que llegamos al sector de los boxes de los Sport Prototipos. Ahí estaba, el Berta LR que habíamos despedido desde el puerto de Buenos Aires, ahora totalmente mimetizado con las fieras mecánicas que se iban acercando de a poco al predio. Acomodamos el auto y le terminamos de dar los últimos toques estéticos. Luego una pequeña puesta en marcha para quedarnos mas tranquilos. ¡Arrancó como si nada! Un poco de aire a las cubiertas nacionales y nos volvimos a la iglesia de Dogsmerfield, en la localidad de Fleet.

Al llegar, Roger nos estaba esperando con el Lombard (automóvil francés con gran historia en Brooklands, de 4 cilindros, 1.100 cc, doble árbol de levas a la cabeza, con doble encendido y un compresor Cozzette Nº 7 por delante) un autito con una línea perfecta y belleza por cada parte desde donde se lo mirara. Y al lado de este la Brescia preparada para que su hijo la manejara. Salimos Roger y Cato en el Lombard y Freddie y yo en la Brescia. Dimos una vuelta de casi una hora por los caminos rurales y de algunas rutas también en las cuales tuvimos que acelerar a velocidades considerables. El Lombard no me sorprendió mucho por sus características mecánicas, pero si lo hizo la Brescia que anduvo a un poco más de 100 km/h sin ningún problema ni signos de exigencia. El sonido de la caja de dientes rectos es el emblema de las Bugatti que Freddie pudo dominar muy prolijamente.

Más whisky británico y un poco de vino tinto argentino, unos bocados de algún pudín preparado por Mrs. Christine y al sobre.

Día 2: Cato volvió temprano a Goodwood para terminar la parte burocrática de la inscripción y los números, y controlar que estuviera todo bien con el auto. Rodolfo y yo aprovechamos y nos fuimos a Londres a buscar a Héctor Mocorrea, y yo de paso aproveché para recorrer la ciudad que había conocido diez años atrás.

A la vuelta nos encontramos todos en un pub de un pueblo cercano donde se reúnen varios socios del VSCC (Vintage Sports Car Club) a comer, tomarse unas cervezas y charlar de autos vintage. En la puerta había por lo menos quince autos, algún Vauxhall, Riley, Austin Seven y demás ingleses. Mientras comíamos, Roger, que recientemente estuvo en la Argentina y pudo asistir a reuniones del Club de Automóviles Sport y del Club de Automóviles Clásicos, me comentó que le había parecido extraño y un tanto triste que en los patios y cocheras de los clubs casi no había autos. Me pregunto por qué, y yo como socio de ambos clubs no supe que responder. Sé que no siempre es así, pero a pesar de tener sedes envidiables que en muy pocas partes del mundo tienen, a veces nos olvidamos que son clubs de autos clásicos o sport para ir con ellos.

Día 3: Nos quedamos un poco dormidos y llegamos al mediodía a Goodwood. Por suerte se habían cambiado algunos horarios de largada de las diferentes categorías y los Sport Prototipo salían aproximadamente a una hora y media de nuestra llegada.

La competencia del Festival of Speed de Goodwood básicamente consiste en subir lo más rápido posible la colina que hay junto a la gran casa. Calculo que deben ser entre 2.000 y 3.000 mts de trepada con la primera parte de pista plana y ancha y a medida que sube se va poniendo más empinada y angosta con paredes a los costados y curvas ciegas.

Le tocó el horario a la categoría de Cato, nos condujeron hasta una grilla de salida donde se enfilaron todos los participantes de la categoría. Fue emocionante escuchar rugir a los seis cilindros del Tornado junto a los Lola, Alfa y Porsche 917 que brillaban de fama. Finalmente salieron hacia la línea de largada que quedaba bastante lejos de ahí. Había un mini bus para llevar a los mecánicos, que éramos Freddie y yo (pobres, si supieran!) hasta la largada.

Al llegar ahí con el colectivito vimos que se había armado una gran hilera debajo de una gran avenida de árboles con todos los autos en marcha. Los motores cada vez aceleraban más y se iban calentando lentamente. El ruido y el olor nos hacia segregar adrenalina y nos erizaba la piel. Cato conservaba la calma muy profesionalmente, o por lo menos eso aparentaba. Fuimos avanzando lentamente junto al Berta hasta cierto punto donde unos ingleses disfrazados de fluo nos impidieron seguir avanzando.

Cato siguió solo hasta la línea donde otros hombres fluorescentes lo detuvieron esperando que el humeante auto anterior se alejara un poco más. Creo que la calma de Cato consistía en que su primera trepada la iba a hacer tranquilo para reconocer el circuito y aclimatarse al auto. Sonó el pito y se prendió la luz. Desde unos 100 mts pude ver como el Berta LR aceleraba y las cubiertas nacionales formaban pequeñas nubecitas azuladas sobre el asfalto. Inmediatamente el auto desapareció en la primera curva a la derecha.

La primera trepada fue un éxito, los nervios se disiparon, el auto respondió a la perfección. Todavía quedaban varias trepadas más los siguientes días, ahora todo era cuestión de bajar tiempos y sobre todo, divertirse.

Día 4: Esta vez llegamos todos temprano, ahora con un integrante más al equipo, Marcelo Jurvillier, que creo que también de una manera impulsiva e irresponsable decidió unirse a la nueva aventura de la mecánica nacional. El Berta hizo la primera trepada de la mañana. Cato lo aceleró un poco más que el día anterior haciendo sonar más agresivamente el motor del Torino y bloqueando las ruedas en alguna que otra curva. Llegó a la meta sin inconvenientes pero a la vuelta un cilindro empezó a fallar y se empezó escuchar un ruido extraño.

Ya en boxes Cato pudo descubrir lo que ya suponía, un espárrago hueco que sostiene al balancín de válvula se había partido. Por suerte antes de embarcar el auto había tenido los mismos problemas y por eso se trajo un árbol de levas completo escondido entre los calzoncillos y las camisas. Pero muy extrañamente en los Iriarte, justo ese día se olvidó el repuesto en la casa de los Smith.

El pobre Freddie casi pierde su registro yendo a buscar la pieza, la cual se la acercó su madre Christine hasta medio camino. A toda velocidad volvió hasta el predio con el repuesto salvador. El pobre inglés no perdió el registro ni la vida pero si el poco humor que le quedaba cuando llegó al box y no encontró a nadie. Resulta que justo en ese momento estaba jugando Argentina contra Alemania y todos nosotros nos fuimos excitados a buscar una televisión para alentar a nuestro equipo. Estuvimos un rato largo hasta encontrar la única TV que estaba copada por alemanes que nos echaron de la peor manera. Resultado; no vimos el partido (por suerte) y nos ganamos la bronca del joven Freddie. En una veloz maniobra conjunta de Cato y del habilísimo y siempre bien dispuesto Marcelo lograron recomponer el motorcito criollo. El día terminó bien a pesar de todo.

Día 5: Temprano en Goodwood Cato decide volver a probar el motor del Berta. Resultado: se vuelve a romper. La situación era dramática, la largada estaba demasiado próxima. Tras una brevísima discusión y meditación Marcelo y Cato deciden batir récords y con la asistencia de Gabriel Petit y la mía lograron volver a arreglar el motor. Freddie esta vez desapareció olímpicamente y quiso olvidarse de la Argentina por un rato. Llegamos a tiempo y el auto logró largar.

Otra buena actuación y los tiempos mejoraban cada vez. De regreso de la trepada volvió a pasar lo que ni nos animábamos a pensar; se volvió a partir el maldito espárrago. El problema es que al ser este hueco para que circule aceite en su interior para la lubricación, hace que se vuelva demasiado débil su espesor. Sólo faltaba la última trepada y quedaba bastante tiempo, así que el dúo mecánico decidió volver a arreglar el motor. La operación ya era de rutina y la podían hacer con los ojos cerrados.

Esta vez no los asistí y me fui a la parte más alta de la trepada para poder filmar al Berta cuando pasara. Llegué hasta una de las últimas curvas de las más altas, donde había bastante gente y sillas donde sentarse. Primero pasaron dos series de otras categorías, algunos fórmulas y algunos de turismo ruidosos y payasescos.

Entre los cambios de categorías había que esperar un ratito en el cual los relatores del evento que lo iban transmitiendo constantemente desde los miles de altoparlantes que había por todo el predio, comenzaron a hablar de cada uno de los autos de la siguiente categoría. Cuando llegó el turno del Berta LR comenzaron primero a relatar una breve historia del auto y luego a contar todos los percances que había podido superar tanto el auto como su piloto Cato. Dijeron estar muy orgullosos de poner tener este auto por primera vez en el evento y lamentaron profundamente la ausencia de Oreste Berta al cual consideran un gran diseñador y constructor de la historia del automovilismo deportivo de la época. Mi piel iba pasando de gallina a ñandú. Una gran emoción que me la tenía que aguantar solito ya que estaba rodeado de señores gordos bebedores de cerveza que poco iban a entender de mis emociones.

La vuelta del auto a boxes fue heroica con todo el team argentino y amigos festejando con excelentes vinos mendocinos. Muchos fueron los que se acercaron para felicitar a Cato y a admirar al auto que sin lugar a dudas fue el más heroico del fin de semana. Una vez mas el Berta LR volvió a dar de que hablar y volvió a ser el mejor embajador mecánico después de cuarenta años.

Un servicio para nuestros lectores!
Categorías: Crónicas
Fecha: 10/07/2010
16 Respuestas en “Crónica de la nueva aventura del Berta LR
  1. a-tracción

    Y yo? No aparezco en ninguna, Santi. Sniff!!!

  2. Marcelo Diaz Romero

    Muy buena nota!

  3. Maximo Palmbaum

    Felicitaciones ¡¡ nota extraordinaria.
    Maximo PAlmbaum

  4. Juancega

    Fui lector de su padre cuando escribía en Corsa (todavía recuerdo la anécdota de las 24 hs de Le Mans, cuando dormía bajo los autos para esquivar el frìo). Lo felicito por la nota y en algún momento me pareció que la escribía él. Como lo que se hereda no se roba lo felicito por su talento.

  5. bongo

    Muy Bueno !!!!!

  6. Gonzalo Balaguer

    Excelente relato. Un placer leer esta nota.
    Felicitaciones!

  7. HernanQ

    Excelente crónica Santiago, muy pintoresca.
    Felicitaciones a nuestros embajadores en tan mítico escenario.
    Y de paso nomás… porque no importar esta fabulosa forma de disfrutar los clásicos como son las trepadas ? No será hora de mover los autos de una manera más emocionante para el público y sus propietarios, aunque sea en un marco menos ambicioso ? Un saludo a todo el staff.

  8. cinturonga

    Felicitaciones a los Iriarte, y al siempre predispuesto Marcelo, y logicamente a vos Santi por la nota, muy buena! casi que uno los sigue en el dia a dia y se lo imagina.
    No se porque la unica diferencia que senti en el relato fue el cambio de escenario, digo, la nota me dió cierto «dejavú», jaja. Amigos, wiskein, autos, reparaciones contrareloj, final feliz (auspicia colmenga), etc. Muy buen evento! ojalá se repita.
    Carinhos glandes, Cintu.

  9. onda-retro

    Excelente crónica Santiago , muy buena nota y felicitaciones a los Iriarte x la demostración en Goodwood.
    Saludos, Horacio

  10. Fuoripista

    Excelente nota Santiago!! Como dice Juancega, a mí también me has transmitido toda tu vivencia como si leyera a tu viejo en aquellas recordadas notas de CORSA.
    Felicitaciones a todo el equipo Iriarte-Smith y a quienes ayudaron a que el Berta LR rugiera en Goodwood.

  11. Papanuel

    Linda aventura, hermosa nota. A mí también me hizo acordar a las notas d laveija Corsa. O tempora, o mores.

  12. Tete

    Que buen programa ! Ojala aqui se armara alguna carrera de ese tipo, seguro sumaría una buena cantidad de inscriptos !

  13. carralfer

    Felicitaciones a Cato por su trabajo, a Santi por la nota y al Mago de Alta Gracia que nos hizo vibrar con sus creaciones, lastima que no estuviera presente alli.

  14. pinco

    Ahhhh !!!!! que bueno !!! hijos de tigres son !! me parece que este auto se fabrico en Cordoba ( por quedarme con algo del orgullo que da esta nota ) aca en Embalse esta el hermoso cerro Pistarini para hacer trepadas . lastima que es de tierra ,aunque es piso firme. y La Cumbre ? el Nurburgring Cordobes ? lastima que nadie me da bola !!!! un abrazo pinco y Julio Ernesto.

  15. Fer Mariscotti

    Impresionante Catoooo¡¡¡¡
    Felicitaciones.
    Fer

  16. Augusto

    This is an extraordinary story superbly written! Mil gracias Santi por hacernos sentir parte del Team Argentino en Goodwood. Felicitacions a Cato y a sus ‘irresponsables’ secuaces. Estaría bueno leer más anécdotas de semejante evento. Cheers, Augusto

Deje un comentario

Tiene que estar registrado para comentar.

Otras notas que pueden interesarle

Comedor Bugattero

Ambientación de autos clásicos y deck con vista al mar

Plantaron en Puerto Madero un almorzadero de buen vividor, Hay que reservar primero donde el petitero tiene el comedor, Un purista brasilero que vino a Autoclásica a comprar por mayor, se equivocó de cordero y vino contento con su Montchenot. Trajo un reserva Catena, savoir petitero a mi comedor, boutique la bondiola, y ciervo de […]

Diego Speratti
06/09/2010 9 Comentarios

Sanguchito

ahi vamos...

Probando un futuro clásico en la Costa Azul. Apenas podamos, subimos nuestras impresiones. Por ahora queda la foto del sanguchito en la estación de servicio. Gracias «Gentleman Driver» por permitir publicar este anticipo informal.

Hernán Charalambopoulos
09/03/2012 12 Comentarios

211 días, 211 clásicos

Kombi Kafeina

VW Microbus/Kombi T1 kafé c. 1955, Oakland Mall, Zona 10, ciudad de Guatemala, Guatemala.

Diego Speratti
20/01/2011 8 Comentarios

El Museo del Tío

Estoy como motoneta

Este año tuvimos la suerte de pasar las fiestas en Nueva York, con parientes nuestros que viven allá desde hace más de 35 años. Ellos frecuentemente vuelven a Argentina; siempre nos invitaban y este año pudimos concretarlo. El tío Gines sabía de mi “autismo”, y en una charla me contó que también es un apasionado […]

Lectores RETROVISIONES
10/02/2013 17 Comentarios

Una de quinientas una

Ti Super para Francia

Una tarde de verano allá por 1985, estaba en casa estudiando algo para el colegio, cuando un ruido que no podía ser otra cosa que un auto de carrera se escuchó hasta la puerta de casa, donde se detuvo. Bajé corriendo, miré, y de un auto rojo de cuatro puertas, con llantas azules, bajaba Luis Magenta, […]

Lao Iacona
29/01/2010 7 Comentarios

¡Pascual! ¿Qué hiciste el miércoles?

¡Saludos! Gabriel.-

El miércoles pasado tuvimos un Open-Night en el taller. Resulta que ante tanto auto interesante que es atendido en el taller, cada seis meses se realiza esta reunión donde se invita a diferentes clubes y/u organizaciones o algún amigo que quiera darse el gusto de ver uno que otro fierrito interesante. Esta vez le tocó al […]

Gabriel de Meurville
22/04/2010 6 Comentarios

Tu pálido final

severino

Ingrato epílogo para lo que seguramente fue sueño de muchos y realidad de pocos en esos coquetos años de Buenos Aires. Habrá sudado rocío durante sus charlas con la luna esperando por su dueño frente a algún lugar pituco, mientras el langa frotaba los tamangos al compás del fuelle, abrazando una ilusión con traza de mujer. […]

Hernán Charalambopoulos
25/01/2010 4 Comentarios

457 días, 457 clásicos

Bedford cola

Bedford TJ «Barraca Fripp», Aparicio Saravia y María Nimo, Colonia del Sacramento, Uruguay.

Diego Speratti
23/09/2011 2 Comentarios

En cualquier escala

izetttttttttt

Hola amigos de Retrovisiones: Muy buenas la notas dedicadas a las miniaturas. Aquí les dejo algunas fotos de mi repisa con ejemplares de Buby, Matchbox, y algunas otras marcas memorables y otras no tanto. También van a ver un Isetta a pedal Monterrey(Restaurado). Como podrán ver, no solo me apasionan los autos en escala 1:1, […]

Lectores RETROVISIONES
12/10/2010 19 Comentarios

837 días, 837 clásicos

la-foto-4-4

Camino al Cerro Bayo, Villa La Angostura.-

Manuel Eliçabe
05/03/2014 11 Comentarios

Solo para desentendidos

alta fineza

El mercado nos sorprende con las más variadas cosas y sobre todo si el Mercado es Libre. Para quienes quieran dar destino a los excedentes del aguinaldo tienen esta rarísima pieza de sublimación creativa de autor anónimo, el artista más prolífico de la historia. Cualquier parecido con la realidad es pura mala intención. ETORE & […]

Cristián Bertschi
25/12/2010 23 Comentarios

La vieja de los gatos y el ¿Opel?

detail

Durante un sábado de agosto, mientras desarrollaba una recorrida por la zona de Castelar en el oeste del Gran Buenos Aires, lugar del cual soy local, llegué a la calle Arredondo al 2900, pero no pude avanzar. Cruzado el camión de bomberos, las cintas entre los arboles y dos patrulleros anunciaban una historia en puerta. Creo cuando […]

Lectores RETROVISIONES
23/11/2012 11 Comentarios

De presiones de inflado y fideos chupados

Marlú en un ensayo para demostrar el efecto de la diferencia de presiones, usando globitos

Tres mil setecientos setenticinco metros de altura tiene el monte Fuji, la elevación mayor del Japón. Exactamente la misma altitud tienen los rieles del FC Transandino del Norte en San Antonio de los Cobres, y eso que esta localidad se encuentra en un “pozo”, en una depresión natural, rodeada de montañas altísimas. Era un hecho […]

Federico Kirbus
13/01/2011 14 Comentarios

715 días, 715 clásicos

Citroen 34 tras

Citroën 3CV pick up, Av. Mario Ferreira y Calle 8, Parque del Plata, Canelones, Uruguay.

Diego Speratti
24/03/2013 10 Comentarios

¿Dónde lo ponemos?

asesino serial

¿Qué es en realidad lo que dispara la mueca peyorativa en algunos puristas a la hora de escuchar hablar de un «Lowrider»? ¿Cómo se los puede catalogar dentro de la fauna clásica? ¿Se los puede considerar clásicos? El arte de «choppear» y de planchar autos, no siempre viene acompañado de mal gusto como muchos piensan. Las […]

Hernán Charalambopoulos
13/05/2013 14 Comentarios

485 días, 485 clásicos

Mustang perfil

Ford Mustang 1968 hardtop, Avenue D´Iena, 16e Arrondissement, París, Francia.

Diego Speratti
10/12/2011 Sin Comentarios

Más misterios

foto misteriosa

Un lector y comentarista de RETROVISIONES nos mandó esta foto en busca de información. ¿Alguien podrá ayudarlo?

Cristián Bertschi
06/04/2011 20 Comentarios

La «vera» Vespa

vespino

Plaza de San Francisco, Sevilla, hace un rato. Siguiendo con los inoxidables del mundo motor, aquí un ejemplar del PX125, modelo que a pedido del público volvió a producirse a mediados del año pasado, después de haberse discontinuado en el año 2007. «La vera Vespa», con cambio de cuatro marchas, motor de dos tiempos, y […]

Hernán Charalambopoulos
10/01/2012 2 Comentarios

El Sur también existe

Club del Vino o vino del Club

El Club de Automóviles Antiguos, Clásicos y Especiales de la Patagonia (más conocido por su sigla, CAACEP), organizó el pasado fin de semana la 5º edición de su tradicional “Gran Premio Ruta del Vino”, que recorrió unos doscientos cincuenta kilómetros sobre caminos de Neuquén y Río Negro, enhebrando a su paso visitas a diversas bodegas.

Tomas Lawrie
28/10/2010 14 Comentarios

Final a toda orquesta

DSC05414

Se va acabando la cosa por estas tierras, así que decidimos entre todos los italianos (más quien escribe como colado), darnos el último gustito antes de emprender el regreso a casa: una cena a base de serpiente. Encontramos el lugar y reservamos una mesa. Al llegar, más que un restaurante parecía “Mundo Marino”, ya que […]

Hernán Charalambopoulos
11/12/2010 12 Comentarios

Villa d’Este 2013: Maserati a cielo abierto

masers

La Clase E en el Concorso d’Eleganza era «Prancing horse vs. Trident.» Representando a los autos del Viale Ciro Menotti estaban estas tres litros convertibles, dos diseño y factura de Pietro Frua, y una de Zagato.

Cristián Bertschi
30/05/2013 2 Comentarios

El Conosur de Deportes y Recreación

Conosur faro trasero

El mundo se divide entre los normales y los que alguna vez sufrimos los «trastornos irreparables» de haber viajado en un taxi Rastrojero Conosur por las calles de la entonces Capital Federal. Hay que ver también lo que el Rastrojero significó para el desarrollo de la industrial nacional y para la movilidad personal y el […]

Diego Speratti
04/03/2013 29 Comentarios

Cartel de miércoles #18

y bueh

Bahía Blanca. Foto sacada por la tía.-

Lectores RETROVISIONES
09/05/2012 6 Comentarios

27 días, 27 clásicos

Eso que tenemos en común nos hace familia, dice la publicidad de atrás

Chevrolet Impala 4p 1963 y Citroën 3CV Furgón, Parque Thays, Retiro, C.A.B.A., Argentina.

Diego Speratti
19/07/2010 2 Comentarios

Resistiré

10300983_10204448602884055_1198024551559710463_n

Resisten todavía algunos bue nos ejemplares de Saab 900 Cabrio en las calles de Buenos Aires. Aquí vemos como en el barrio de Recoleta, queda gente sensible y de buen gusto.¡¡¡ Gracias por cuidar de ellos !!! Fotos: Alejandro Conzón

Lectores RETROVISIONES
01/07/2014 11 Comentarios