Mucho más que cuatro Renault 4

GF - 16/10/2009

publicidad colombiana

Esta vez RETROVISIONES me encarga una tarea aún más difícil y, tengo que confesar, mucho menos glamorosa que cuando hablamos de la DS. Si bien se trata de otro producto francés, en este caso se ubica en el otro extremo de la escala automóvil. Aquí vamos a cambiar de universo geográfico, técnico y de diseño. Los trayectos París-Ginebra cambian a Buenos Aires-La Plata, la compleja suspensión hidroneumática se transforma en una simple barra de torsión y un par de amortiguadores, y la carrocería aerodinámica de sofisticada concepción en lo justo y necesario para trasladar a los ocupantes y su equipaje.

Mi aventura con el R4 comienza a tomar forma hace ya casi 30 (¡!) años en la ruta a La Plata cuando decidí abandonar definitivamente la moto carcomido por el frío de la noche pampeana (como decía mi abuelita “nene, en la moto la carrocería sos vos”). Así, para evitar morir congelado e ignorado en la oscuridad del Parque Pereyra, decidí que tenía que comprarme algo que tuviera una carrocería que no fuera yo.

Con lo que obtuve al vender la Yamaha XT 250, lo único a mi alcance con algo parecido a una carrocería eran los fititos, los 2CV o los R4. Finalmente el elegido fue un R4S modelo 74 turquesa. Corría el año ’82 y por aquel entonces era todavía una máquina respetable. Si bien nunca me atrajo su diseño, el R4 parecía más auto que la “rana” y mucho más funcional que la “bolita”.El R3, como se llamaba en sus orígenes, fue presentado en Francia en el año 61. Era un concepto que venía a rivalizar directamente con el Citroën 2CV. Pero el R3 o R4 un poco más tarde, introdujo una innovación que marcó toda la diferencia: la 5ta puerta. El portón trasero hoy tan popular fue introducido en la gran serie por el R4.

Por el resto, el 4 se contentaba con un diseño muy rústico pero más “armado” que un 2CV. Otra de sus particularidades era la facilidad con la cual se desmontaban sus diferentes partes, no se sabía bien para qué, incluyendo los asientos para ir de pic-nic, según se puede ver en las fotos de la época. Curiosa idea, ¿no?

Volviendo a mi historia, una vez subido al 4, comparado con la moto, el mundo exterior se transformaba en una película en cámara lenta… ¡Recontralenta! Sin embargo con el tiempo uno empezaba a apreciar la posibilidad de llevar a más de una persona, cargar las maquetas de la facu y tener algún encuentro cercano con la noviecita de turno en el Puerto de Olivos. Esto compensaba ampliamente la rotura sistemática de los semiejes, los ruidos infernales a lata del portón trasero y la corrosión galopante de sus partes metálicas (algunas de ellas vitales), confirmando el apodo popular del 4L como “cuatro latas” –

esquema

Lamentablemente, este primer 4 no tuvo mucho tiempo para oxidarse, un colectivo de la línea 130 en la esquina de mi casa dio por terminada su existencia (y yo salvé la mía por milagro). Eso fue realmente un desastre, hasta salió en el noticiero de esa noche. Lo más increíble es que las noticias no mostraban lo que quedaba de mi auto, es más ni siquiera lo mencionaban. Sólo mostraban al colectivo incrustado en la casa de la esquina y a los heridos, todos pasajeros, siendo atendidos por el doctor del barrio que vivía justo en la misma esquina pero enfrente.

¿Qué había pasado conmigo y mi R4? Y bien, el colectivo me había pegado en la parte delantera izquierda, desintegrándola y cambiando mi trayectoria de 90 grados, enviándome por la calle lateral 70 metros más lejos. En la maniobra el bus se estrella contra la casa de la esquina, maniobra que me salvó la vida porque sino me agarraba en el medio. Lo más insólito es que yo me bajo del auto sin un rasguño a una cuadra del lugar del impacto. Por suerte nadie sufrió heridas graves pero en el barrio ha dejado un recuerdo imborrable…

Con lo que me pagó el seguro después de un largo juicio en el que reconocieron el error del colectivero apareciendo a 70 km/h por la intersección sin dejar la prioridad (prioridad a la derecha… ¿qué es eso?), no me alcanzaba ni para arreglar el 4 que fue dado de baja por destrucción total y menos para comprarme otro vehículo como la gente. Así que tenía que empezar nuevamente de cero. Luego de algunos meses y con el fruto de algunos trabajos, encontré un R4 modelo ’63, beige, impecable con caja de tres marchas a un precio accesible. Ya en aquel entonces eso era un auto casi de colección.

Si el 4S me parecía lento, este 4L ni les cuento. El ruido a sirena de la primera marcha no sincronizada daba una extraña sensación de peligro inminente sólo superada por los ruidos de la carrocería en las calles llenas de baches (casi todas). Por el contrario, la parrillita redonda del frente y ese color beige pastel le daban un charme irresistible. Éramos tan pobres…

Con este valiente corcel (a no confundir con el Valiant o el Corcel de Ford) realicé una gran parte de mi universidad y pude apreciar las delicias del recambio de juntas homocinéticas cada 500 km, su asombrosa calefacción, sus eficientes limpia parabrisas y sus poderosos frenos. Sobre este punto en particular, este viejo 4L tenía al parecer la bomba un poco picada y no había manera de que no perdiera líquido de frenos. Esto mismo me jugó una mala pasada en plena ciudad de La Plata con tanta mala suerte que fui a parar contra la parte de atrás de otro colectivo. A esta altura, el gremio de los choferes me odiaba… Por suerte fue bastante leve y fácilmente reparable.

Como diseñador en formación, siempre me atrajo la carrocería pero por aquel entonces lo único a mi alcance como verán, era la chapa y pintura. Después del ’63 beige vino el ’67 azul. Corría el año 83 u 84 y veníamos persiguiendo con mi hermano a un tipo que tenía un R4 L primera mano modelo 67. Luego de insistir durante un largo tiempo, este señor se decidió a desprenderse de su reliquia. Entre tanto yo había vuelto al mundo de las motos, entonces lo compró mi hermano. Una verdadera joya que en manos de mi hermanito menor dejó de serlo en poco tiempo. Yo sufría viendo como día a día esa inmaculada pieza de colección iba sufriendo los vejámenes de este adolescente tardío e irresponsable, hasta que un día apareció con la trompa hecha un ñoqui.

chapa_y_pintura1
Decidí entonces tomar cartas en el asunto y le propuse que lo reparáramos juntos. Estuvimos trabajando en la puerta de casa varias semanas (¡qué paquetería!). Yo, fanático como er,a me había empeñado en dejarlo mejor que de fábrica, en estado “Concurso”. Lo desarmamos y armamos nuevamente (fue entonces que supe para qué se desmontaban tan fácilmente las diferentes partes) y lo pintamos con un soplete eléctrico “Cane”. ¡Entre el ruido y la nube de pintura en la vereda hacíamos las delicias de los vecinos!
Cuando finalmente terminamos había quedado realmente bien, lo dejamos estacionado en la puerta de casa como siempre y nos fuimos a dormir exhaustos después de pulir a mano toda la pintura.

Al día siguiente nuestra sorpresa fue enorme al ver que el 4 reluciente había desaparecido. Nunca más lo vimos, había quedado demasiado bien….
Esto me costó varios años de terapia pero al final logré superarlo. Luego de un intermezzo de un par de años en donde veía un R4 y lloraba, volví a este amigo fiel. Bien entrado el año 86, me compre un 4S modelo 81 rojo vivo que repinté a nuevo y vendí. Me acuerdo que uno de los interesados era una congregación religiosa de Quilmes. Como el auto estaba realmente impecable después de la pintura (rrrrrrrroja) iba súper recomendado por un amigo a ver al cura que quería comprar un cochecito para su orden. Lo único que no le habían comentado al honorable religioso era el color del autito. Evidentemente cuando vio llegar a ese diabólico auto rojo fuego que de tan lustrado era la mismísima imagen de lucifer, ¡ni siquiera quiso acercarse! Bueno, finalmente pude venderlo a alguien menos religioso para luego comprar otro 83 que me quedé bastante tiempo (también rojo). Con ese conocí a la que hoy es mi mujer, sí, si, también pasamos por el puerto de Olivos pero esta vez fue en serio…

r4cordoba

Lo que me gustaba de ese auto aunque parezca mentira era esa mezcla de informalidad y simpleza, esa capacidad de no pasar nunca de moda. El andar era muy agradable con una suspensión capaz de absorber cualquier irregularidad y su manejo divertido con esa palanca de cambios tipo mango de paraguas que servía para pasar las velocidades pero también para reposar la mano. Siempre me gustó, aunque modesto, el torque del viejo motor “Cleon” que equipó a todos los autos chicos y no tan chicos de la marca llegando sin complejos hasta los primeros Twingo.
Esos sí que eran autos económicos, asientos de tela, ventanas corredizas, tablero e instrumentos reducidos a la mínima expresión. ¿Sabían ustedes que el R4 tenía en su estructura todavía una pieza de madera?

Pero todo renocuatrista que se precie tiene que haber tenido alguna vez el must: el GTL con motor 1.400. ¡Un fierro! Luego de casarme y comprarme un depto., no me quedaba demasiado resto para el auto pero pude llegar a uno de estos: un GTL 86 con el cual hicimos nuestro viaje de luna de miel a Córdoba. Entre sierras y vados pudimos confirmar su fama de indestructible “jean sobre ruedas”.

Pero la historia no termina aquí. En el año 90 partimos con mi mujer en plan de vacaciones a Francia lugar donde finalmente nos terminamos quedando 15 años. Aunque parezca increíble, nos compramos nuevamente un viejo R4 ’69 blanco que tuvimos durante los primeros tiempos de nuestra estadía en el “primer mundo”, hasta que luego de unos años la modernidad de un Clio nuevito nos ganó la pulseada.

r4-clio

Un servicio para nuestros lectores!
Categorías: En cada esquina
Fecha: 16/10/2009
16 Respuestas en “Mucho más que cuatro Renault 4
  1. otro diseñador argentino

    GF,
    Qué delicia de nota!
    Hasta me dieron ganas de manejar un R4.

  2. GF

    Gracias a “otro diseñador argentino” por tus comentarios!

  3. Comodoro Perry

    El Correcaminos…..El mismo día que compró el 380 en Berlingieri, mi viejo sacó una “Renoleta”, que fue el primer móvil de su pequeña empresita….Cuando el Torino iba al taller, la Renoleta venía a casa. Era azul medio metalizado, un tono apagado pero nada feo. Me encantaba la palanca de cambios, que era como abrir un cajón y cerrarlo. Muy linda la nota, GF, muy cálida, trajo un montón de recuerdos.

  4. pistolita

    Descubrimos el lado sentimental del Comodoro…

  5. eze castro

    G, muy linda nota! lo mismo la de la DS.
    Saludos.

  6. Fabiano

    Hermosa nota GF!!!Volvi a mi adolescencia por un instante,gracias a tu relato.Mi primer auto fue un 4L,al leer tu nota volvi a sentir bajo la palma de mi mano,la dulce bochita del “paraguas” de cambio!!!

  7. Planchita

    Buenísima la nota. Mi primer auto fue un 4L ’64. Creo que viví pràcticamente las mismas experiencias. Semiejes, corrosión y hasta bomba de freno (el pobre 4L quedo angostado entre dos autos), pero nunca me dejò de a pie.Ademàs super cómodo.
    Gracias por los recuerdos.

  8. Horo

    EXCELENTE NOTA, me transportaste a las vivencias con mi primer coche, un 4L 65 beige pastel, por el 81. Mismos problemas de semiejes, etc. pero cuanto aprendí mecanica ligera, al no quedarme otra que arreglarlo con mis propias manos, para salir el sabado y reconstruirlo el Domingo. No era un auto con levante como el 504 “yeyo”, pero con un poco de ingenio nunca llegabas solo al puerto de Olivos. Muchas gracias y te felicito. Saludos

  9. miguel horoniski

    Que lindo el ” cuatrolata ” lo mejor sin dudas la palanca de cambios estilo metegol…Por aca por el barrio hay un señor que tiene uno bordo GTL ( ese color de los r 12 ts del 80..)en un estado admirable, hasta tiene los calcos en la luneta de la agencia…Que lindo tener uno.

  10. Cachi Muttarelli

    Me acuerdo de la Cara del Clerigo cuando en la puerta de casa vio al R-4 RRRRRojo,(si coloradito el), de lo que tambien me acuerdo es que tuve un ’77 llevado a 1.300 con la tapa del 1020 (como 13 a 1 de compresion) y que tambien tuve un GTL del ’85 comprado con solo 4000 kmts.una verdadera joya! Gracias por los recuerdos y hasta siempre…

  11. Germán

    GF:

    Muy linda nota la del R4…..

    saludos!!

  12. Daniel

    Muy lindos recuerdos los del r4, mi viejo tuvo un 4s okm del 74 y luego como 2do auto un 4l 64 que era de mi abuelo, mi primer auto fue su hermano intrascendente el r6, pero del que guardo muy gratos recuerdos.saludos

  13. tete

    Excelente nota !! no pude contener la carcajada al leer la parte en que fuiste a ofrecerle el R 4 rosso al cura.
    Excelente relato

    TT

  14. Ricardo

    GF,Excepcional tú nota lograste retrotraerme a mis años locos,donde también mi primer auto fué una R4 azul (como la que muestras en la foto)mod 69,y pasé vivencias que te diria casi calcadas,una R4 turquesa que me robaron luego de dejarla hecha una pinturita y una R4 roja que me chocó de atras un Jeep estando estacionada y la tuve que que vender como como estaba porque costaba el arreglo más que nueva.Era y soy fanatico de la renoletita,gracias por devolverme mis recuerdos.

  15. Cachi Muttarelli

    En Brevissssimo, querido gustavo te mostrare un R-4 ’70 color Gris Castillo igualito al de la foto de la puerta de tu casa, que compro un ex vecino tuyo y compañero de primaria Julito Maggi.La idea es ir al Gran Premio del 2010 con el.Saludos!

  16. NUEVA ARTESANA2011

    Hola buen dia, soy de Jujuy y mirando las paginas de renault 4s, llegue a tu hermoso comentario descripcion. Hoy 04 de Octubre de 2011, paso a retirar mi primer autito, y por supuesto que es? un R4S modelo 83, ruego a Dios que me acompañe y que me dure, yo aprendi a manejar en un 4L, no me acuerdo el modelo, que era de mi tia, yo tenia 15 hermosos años por aquel entonces, y hoy leyendo no pude menos que emocionarme y alguna lagrima se me escapò, porque recien a los casi 56 años puedo llegar a tener mi autito, antes fui Mamà sola con dos niños, y ellos fueron mi prioridad. Maravillosa la descripcion de tu experiencia.Hasta siempre. Hoy soy feliz. Maria Silvia

Deje un comentario

Tiene que estar registrado para comentar.

Otras notas que pueden interesarle

Pagoda tedesca in America

Firme Don Rodrigo

En marzo de este año Hernán El griego Charalambopoulos nos contaba la historia de la Pagoda Mercedes-Benz diseñada en Italia por Pininfarina en este post, click aquí. Unos meses más tarde, caminando por el pasto del Quail Lodge en Carmel vino a mi memoria esa nota cuando me cruzé con el auto en cuestión. Allí […]

Cristián Bertschi
08/09/2010 7 Comentarios

Duesenberg-Cummins, pionero de los Diesel de carrera

Cummins Indy

Mientras las alemanas Benz y Daimler por separado, producían y desarrollaban motores Diesel que tenían por destino al transporte pesado ya en la primera parte del siglo veinte, de forma contemporánea en Estados Unidos, Clessie Lyle Cummins creía ciegamente en la evolución del concepto ideado por Rudolf Diesel a fines del siglo XIX. Cummins, quien […]

Jose Rilis
04/08/2011 9 Comentarios

Impacto visual

BLUM!!!

Una mañana de semana en Mendoza, tranquila y calurosa, me hizo testigo de la siguiente situación. De una agencia de autos japoneses, en una esquina, venía saliendo un auto deportivo rojo, lentamente, esperando que pasaran los autos o que alguno gentilmente le diera paso. Pasaba uno, pasaba otro y el conductor del auto deportivo rojo […]

Cristián Bertschi
24/10/2009 4 Comentarios

Grand Prix color

La Cuesta de Miranda era mitad camino de cornisa, mitad ríos

Agfacolor, Ilford, Ferrania, Perutz, Orwo, Kodachrome, Ektachrome eran las marcas corrientes para los pocos fotógrafos que hace medio siglo se iniciaban en el mundo fotocromático. Las cámaras y las películas eran todas “cristianas”, europeas; nada de Nikon, Canon, Sanyo o Fuyi. Eran pocos, porque los profesionales que trabajaban para diarios y revistas seguían gatillando con […]

Federico Kirbus
12/07/2011 13 Comentarios

Los vintage de Paraná

Marie, Peggy, Betty y ¿Juli?

La undécima edición de las 100 Millas Históricas de Paraná convocó otra vez a más de un centenar de autos, los cuales se hicieron presentes en la largada frente al río homónimo, en la parte baja del Parque General Urquiza.

Diego Speratti
10/11/2010 4 Comentarios

Re-plicante

hay vendedoras?

Milano, Via Tocqueville, en plena zona de moda VIPVIP y discotequera (zona Corso Como), en el store  Etiqueta Negra… (Brand argentino de sportwear, sponsor, entre otros, del Gran Premio Nuvolari) me encontré con esta réplica del Porsche RS 550 de James Dean, bastante bien hecha, probablemente en Argentina (el parabrisas esta marcado Brasil), con algunos detalles resbalosos en la zona del volante […]

Qui-Milano
05/03/2013 22 Comentarios

232 días, 1 clásico emparchado

Mini interior

Morris Mini, Bocas del Toro, Panamá.

Diego Speratti
10/02/2011 3 Comentarios

893 días, 3 clásicos

IMG_4988

Los museos de autos alemanes tienen como política sacar los autos que allí se exhiben a la calle. Lo hacen en ocasiones como desfiles, para participar de muestras, o en algunos de los rallies para autos históricos que hacen girar al mundo. Y después está la adaptación de este hábito a nivel local… En Montevideo un buen […]

Diego Speratti
05/11/2014 18 Comentarios

Cartel de miércoles #89

DSC_4615

La Boluda del barrio de Tetuán, en Madrid, España. Fotos: Gabriel De Meurville

Gabriel de Meurville
20/01/2015 7 Comentarios

What the hell is that?

What the hell web

Mi amigo Richard Heseltine, periodista del motor en el Reino Unido, me envió esta foto para descifrar de que se trata semejante concept sesentoso. Supo ser visto en algún capítulo de los Agentes de Cipol y llevaba un conocido motor bóxer enfriado a aire de origen americano.

Gabriel de Meurville
30/09/2013 3 Comentarios

¡Get Smart!

2-smart crossblade

Probablemente el dueño de la pizzería que tiene estacionado este autito enfrente, no sabe lo que tiene entre las manos. Sino no lo dejaría ahí tirado…. El bichito en cuestión es lo más parecido a una moto con cuatro ruedas que exista y si alguna vez tuvieron la oportunidad de manejar un Smart Fortwo sabrán […]

Qui-Milano
31/12/2014 7 Comentarios

Autoclásica 2015: ¡en acción!

DSC_0391

Si bien Autoclásica es un evento que arrancó como un concurso de elegancia estático, fue mutando hacia lo que es hoy: un evento llamado Autoclásica. Definirlo como un concurso es injusto, una exposición se queda corto, por eso no definamos nada y listo. Es un evento social que tiene como atracción el fierro. A partir […]

Cristián Bertschi
14/10/2015 3 Comentarios

Rueda Rouge

y Luis?

Luis escuchó las risotadas que venían del escritorio. Eran fuertes, claras, triunfales y eran de Inés. “Debe ser otro power point sobre celulitis de las famosas o un compilado de chistes feministas”, pensó Luis. “¡Vení! ¡Vení! ¡Jajajaja! ¡Vení a ver esto Luis!”, exhortó Inés sin reparar en la pereza que le daba a Luis que […]

Valeria Beruto
22/12/2010 32 Comentarios

Diego Speratti feat Goyeneche

httpv://www.youtube.com/watch?v=Hjw9wShH9xU&feature=BFa&list=PL8C8FA6A4B309BBF9&lf=results_main Dentro del reverberante tiempo circular en el que nuestro socio y amigo se encuentra, no sabemos donde estamos, ni la dirección precisa del recorrido que nos toca emprender hacia alguna de las variables existenciales que pisamos con nuestros ojos. Si hay algo que podemos agregar a este desierto existencial, es un documento de un […]

Hernán Charalambopoulos
08/11/2011 15 Comentarios

86 días, 86 clásicos

Vanguard Phase II

Standard Vanguard 1954, San José de Mayo, San José, Uruguay.

Diego Speratti
16/09/2010 4 Comentarios

566 días, 566 clásicos

Saab perfil

Saab 96 Standard c. 1966, Barrio Olímpico, Minas, Lavalleja, Uruguay.

Diego Speratti
30/04/2012 4 Comentarios

Primeras fotos

LAmboooouuuuuu

Imágenes procesadas en pleno metabolismo de la cuantiosa ingesta calórica con marca italiana sufrida por quienes escribimos en este espacio. Cuando baje la marea alcalina, seguimos procesando material. Por ahora, un poco de todo y bastante de nada concreto dentro de la “no – crónica” del mejor evento que el calendario ofrece para quienes saben […]

Hernán Charalambopoulos
06/04/2013 13 Comentarios

310 días, 310 clásicos

Indiana perfil tras

Indiana c. 1973, Boulevard Baltasar Brum, Colonia del Sacramento, Colonia, Uruguay.

Diego Speratti
29/04/2011 4 Comentarios

Giardinetta Sportiva

Arese, y su gris abofeteado por la tormenta cromática de la "yardineta"

Ecléctico como pocos, el Afasud Giardinetta representa uno de los más extraños experimentos de Mini Shooting Brake, o bien pequeños autos deportivos, con capacidad de carga. Personalmente, la considero un triunfo de la provocación, y un objeto como solo los italianos de tanto en tanto lanzan sin saber muy bien porque. Introducida en 1975, casi […]

Hernán Charalambopoulos
15/08/2010 18 Comentarios

“Pinstriping” o pintura a manopla

httpv://www.youtube.com/watch?v=WTXd9SCqCHQ Así se pintan los tanques de las Royal Enfield en La India.

Cristián Bertschi
15/08/2011 23 Comentarios

2013 x Marbadan

Ford A Marbadan

Cordial saludo “de época” para todos los “retrovisionistas” con el sincero deseo que el 2013 sea por dos, en materia de buena ventura para los de acá y los de acuyá. Marbadan

marbadan
23/12/2012 12 Comentarios

133 días, 133 clásicos

Vauxhall hocico

Vauxhall Cresta E, Juan Lacaze, Colonia, Uruguay.

Diego Speratti
03/11/2010 8 Comentarios

El príncipe de la lluvia

Fiat 600 Antinolfi

Ok, voy a escribir estas líneas con mis impresiones sobre el Rally Anual 32 Aniversario de CAdeAA. Trataré de hacerles llegar mi visión (limitada visión…), desde el empañado parabrisas de un NSU Prinz. Como sabrán, emprendimos el viaje desde Buenos Aires a Pinamar el viernes por la mañana, cuando llevábamos ya varias horas de temporal […]

Ernesto Parodi
10/09/2010 6 Comentarios

¡Bob es ponja!

alfa-ponja

Cuando abrimos ayer nuestra casilla nos llegó un mensaje, y atendiendo al nombre del sujeto, imaginábamosque tendría otro origen. Grande fue la sorpresa cuando notamos que Bob es ponja… Noten la felicidad desbordante de él y su esposa mostrando el trasero de su inmaculada Alfetta GT 1.8 primerísima serie. Que lo disfruten chicos. Gracias Bob […]

Hernán Charalambopoulos
12/02/2012 10 Comentarios

¿Quién es el jardinero?

al pasto a la derecha

Un lector de RETROVISIONES, y amigo de la casa, salió a pasear por el campo. ¿Quién lo identifica? Este espacio está abierto para que el protagonista haga su descargo.

Lectores RETROVISIONES
22/03/2013 7 Comentarios