A la meca en bicicleta a motor

Jason Vogel - 10/03/2014

Con_y_Sin_motor

El portón de metal en una modesta callecita del barrio Venda da Cruz sirve como ventana espacio-temporal. Cruzando la Bahía de Guanabara, sobre el puente Rio de Janeiro-Niteroi, en los límites entre esta población y São Gonçalo, y bajo el inclemente sol tropical, nos transportamos a la penuria de la Europa de posguerra.

El viaje es acompañado por un sonido ambiente distinto, notas que parecen surgir de máquinas pochocleras, pero son los pequeños motores para bicicletas puestos a funcionar por los hermanos Leandro y Antonio Franco.

Con las manos curtidas y ennegrecidas por la grasa, ellos preservan allí la memoria de las bicicletas motorizadas, antepasadas remotas de las actuales bicis eléctricas.

Leandro_y_Antonio

Si nos retrotraemos a los días que siguieron al fin de la Segunda Guerra en Europa, la bicicleta era el medio de transporte obligado. «Todo el mundo tenía una. Por eso se crearon los llamados motores auxiliares para bicicleta. Una persona visitaba un comercio especializado y podía escoger entre tres o cuatro marcas de motores. Era mejor que andar sólo pedaleando», cuenta el menor de los Franco, Antonio, un portugués de 72 años que es uno de los guardianes de esta historia.

El kit mecánico se vendía listo para andar y su montaje en las bicicletas no requería gran destreza técnica. En los conjuntos más básicos, el motor movía la rueda por la fricción de una rueda de metal en contacto directo con el neumático. No tenían cambios ni embrague y el motor se apagaba cuando la bicicleta se detenía. Para arrancarlo nuevamente era cuestión de agarrar envión con un par de pedaleadas.

Monark_y_Victoria

La mayoría de las veces la potencia no superaba el caballo de fuerza. De esta forma, las velocidades eran modestas, como máximo unos 40 km/h. Pero eso ya transformaba la movilidad de las personas en tiempos de caminos con poco tránsito. Uno de sus mayores atributos en épocas de vacas flacas es que se podía superar fácilmente los 50 km recorridos con un litro de gasolina, mezclada con el 5% de aceite dos tiempos. El mayor inconveniente, en cambio, era que el lastre del motor apagado obligaba a hacer un esfuerzo mucho mayor para moverse a partir de la tracción a sangre.

En esa época al Brasil ingresaba todo tipo de mercadería importada y la fiebre por las bicis motorizadas se expandió en las ciudades del vecino país. De Alemania, llegaban los motores Victoria, Sachs y Zundapp, todos hechos por fábricas de motos diezmadas por efectos de la guerra. De procedencia francesa eran los VAP y los Lavallete, y Portugal también producía su propio motor, el Pachancho. De producción brasileña existieron los motores Gioiello, fabricados por la metalúrgica Bugre S/A.

Hermes_y_BugreGioiello

Pero los hermanos Franco tienen predilección por los motores italianos Cucciollo, un salto tecnológico con respecto a la competencia. Era una joya mecánica de 4 tiempos, con válvulas a la cabeza y 48 c.c. de cilindrada. Tenía también caja de dos marchas con embrague. Su éxito de ventas fue tal que la Siata, su fabricante original, no pudo satisfacer la demanda.

Fue así que la Ducati -hasta entonces especializada en partes para aparatos de radio- entró en escena. Compró la patente del motor Cucciollo en 1946 y se lanzó al mercado de los vehículos de dos ruedas.

Hermes1945_y_Cucciolo

Leandro agarra una bicicleta, abre la llave de gasolina, engrana la segunda marcha, da una pedaleada y el Cucciollo se despierta roncando fuerte.

La fiebre de los motores auxiliares duró hasta mediados de los años cincuenta, cuando los ciclomotores, que estaban un paso adelante en la escala evolutiva de las motos, los terminaron reemplazando. Era el caso en Brasil de la Monark Monareta (una NSU hecha bajo licencia en San Pablo) y de la Gullivette, producida en Rio de Janeiro.

Monark_Monareta_NSU

El lanzamiento de las Lambretta y las Vespa entre otras motonetas de fines de los años cincuenta y comienzos de los sesentas, terminó de sepultar a las bicicletas motorizadas y cuando el tiempo pasó, quien tenía motores auxiliares de bicicletas se quedó al costado del camino del progreso. Fue allí cuando los hermanos Franco se acordaron de acopiarlos.

Esa pasión por los motores venía desde el año 1947, cuando su padre compró una bicicleta motorizada para circular por Alcobaça, la ciudad natal de los hermanos Franco. «En 1949 entré a trabajar en el representante de Ducati Cucciolo en Lisboa y allí continué hasta que me mudé a vivir en Brasil», recuerda Leandro.

Desembarcado en Niteroi allá por 1958, Leandro consiguió empleo en las oficinas de Mesbla (una gigantesca tienda por departamentos con muchas sucursales, que tenía por entonces más de 8.000 empleados). Como muchos inmigrantes portugueses en Brasil, Leandro llegó a ser propietario de su propio mercado, pero nunca perdió el amor por las bicicletas motorizadas.

«En los años sesenta ya no había repuestos. Todo aquel que tenía un motor descompuesto venía a visitarme». Hoy día recuperar el magneto es la parte más compleja de la restauración. «El resto se hace», afirma Antonio, que es mecánico de barcos. En su casa tiene un torno para producir pistones, anillos y rectificar cilindros.

De esa forma, los hermanos Franco juntaron bicicletas y motores durante décadas. Amontonaban todo en un espacio reducido hasta que unos cinco años atrás aprovecharon un terreno en el barrio Venda da Cruz para organizar la colección de sus sueños.

Los motores fueron montados en bicicletas antiguas de las marcas más comunes en el Brasil de los años cuarentas y cincuentas: Philips, Hercules, Raleigh, Victoria…

Puch

En el galpón fue posible organizar y exhibir las bicicletas, ciclomotores y las motos de la colección. Demás está decir que todo funciona perfectamente. Allí nació la «Roda Motorizada», una especie de museo-taller abierto a los amigos y a quien tenga curiosidad por la mecánica.

¿Y las modernas bicis eléctricas? «Son una porquería, no andan nada. Si hay que encarar una subida, ¿cómo hacen para trepar?» desdeñan Leandro y Antonio, para quienes el aroma del aceite dos tiempos es el elixir de sus largas vidas.

Mercswiss_y_ILO

Ilo. Fabricado en 1931, este motor alemán de 60 c.c. es el más antiguo de la colección. Está montado en una bicicleta Mercswiss brasileña.

Monark_1950

Monark. En el kit ofrecido por la marca sueca en 1948, el block del motor formaba una sola pieza con el guardabarros trasero. La tracción era directamente sobre la rueda.

MonarkCentrum_y_LohmannDiesel

Lohmann. Un motor de bicicleta con apenas 18 c.c. y ciclo Diesel!!! Fabricado en Alemania a principios de los años cincuenta rendía 0,8 caballos.

Caloi_y_Mosquito

Mosquito. Con 38 c.c., era fabricado en Italia por Garelli. Fue popular en la posguerra por no necesitar adaptaciones, como se ve en esta Caloi de los años cincuenta.

Rabeneick_y_Cucciolo

Cucciolo. El avanzado motorcito italiano de 4 tiempos fue el puntapié inicial de Ducati en las dos ruedas. Aquí está montado sobre una bicicleta Rabeneick.

TaxiMundial_Cyclemaster

Taxi Mundial. El conjunto formado por tanque, embrague y motor 2 tiempos Cyclemaster era montado directamente en la rueda trasera.

Gullivette_Lavalette

Gullivette. Fabricada en 1957, antecedió a la más popular Leonette y fue uno de los primeros ciclomotores brasileños. Utilizaba un motor Lavalette francés de 49 c.c.

Leonette_Jawa

Leonette. Fabricada en Rio de Janeiro por las industrias de Leon Herzog en los años sesentas, equipaba mecánica Jawa. Ya era una motoneta y como tal, era una propuesta muy mejorada de las bicicletas motorizadas.

VeloSoleX

Velosolex. Creada en Francia en 1946, tenía un motor que movía por fricción directa la rueda delantera. El ejemplar de la foto es de 1970.

Graziella_y_Sachs

Graziella. Motoneta italiana de 1969 equipada con un motor Sachs alemán de 49 c.c. Compacta y plegable, podía ser guardada en posición vertical.

Traducción: Diego Speratti

Un servicio para nuestros lectores!
Categorías: Bon Vivant
Fecha: 10/03/2014
16 Respuestas en “A la meca en bicicleta a motor
  1. B Bovensierpien

    Mi Tio siempre habla de sus andanzas con una «Carabela», supongo que sera similar a la Graziella.

  2. Charlie Kober

    Excelente nota y, para mi, muy esclarecedora!

  3. Qui-Milano

    El motor auxiliar fue la primera parte del rompecabezas industrial que sacò una Europa devastada por la guerra a llegar a lo que es hoy… (un quilombo organizado..)
    Todos tenian una bicicleta y especialmente en los centros urbanos o en las llanuras (norte de Italia, Francia, Alemania, Belgica) esto era el unico medio de locomocion privado y accesible (recordarse de «ladri di Biciclette» de Vittorio de Sica) nubes de operarios entraban cada dia enlas fabricas y en las ciudades…. los primeros «motorini» (como ahora todavia se les llaman a los scooters) sacaron adelante las industrias mecanicas y a estas personas a moverse con una cierta velocidd y con menos esfuerzo… en pueblos de campo, de montania o en el sur profundo y primitivo era otra cosa, ya que nada reemplazaba la mula (hasta que llegò el Apecar de la Piaggio o el Fiat Panda)
    Todo esto en los anios ’50 hasta mitad de los ’60’s donde ya la Vespa y Lambretta dominaron el mercado de la mobilidad urbana privada.
    Muchos de estos micromotores son obras maestras de tecnologia como bien dice Jason, especialmente el «cucciolo» (cachorro) y el «mosquito» que venia en una elegante cajita de madera (despues Abarth copiò la idea)
    El Velosolex, la NSU, etc eran ya una motoneta y no una bici motorizada ya que salian completas de la fabrica…
    La «Graziella» no la conocia, y es bastante moderna (asi se llama en Italia a la «aurorita» o sea la bici plegable…) parece mas una copia de la Monkey , o sea una moto para camper, mobilhome o baroa…

  4. DanielC

    Nota encantadora que me trajo a le memoria el olor a nafta podrida que salía de un motorcito DEMM que empujaba un ciclomotor Legnano que hace años compró un amigo para arreglar, trucar y usar para que después emanase olor a Castrol o aceite de ricino. No sabía que el Cucciolo era 4T y, por curiosidad, me puse a ver a cuanto cotizaba uno de esos encantadores bichos y no baja de los 1500€, dependiendo su estado.
    De lo que dice Qui-Milano doy fe del Panda: estuve en el pueblo de montaña de mis abuelos hace menos de un mes con sus callecitas endemoniadas y si bien había coches modernos, la mayoría eran Pandas y de esa mayoría Pandas 4×4. Para conseguir uno en buenas condiciones por aquí hay que hacer un curso y pagar fortunas.

  5. Qui-Milano

    Danielc:
    En la ciudad donde trabajo hay uno en venta, nuevo a €800 (que ya me parece un robo por un motorcito de 50cc)…pero sin los accesorios (tanque-portaequipajes, comando del acelerador, tripode, etc)
    http://www.kijiji.it/annunci/moto-e-scooter/torino-annunci-torino/ducati-cucciolo-motore-bicicletta/61938295
    Si ud quiere se lo compro….

  6. DanielC

    Pero está nuevo ese motor don Qui-Milano. Yo hablaba igual de un modelo de Cucciolo de época con la parte ciclo y todo. Sería lindo proyecto para entretenerse teniendo espacio y estando mas cerca de la planta baja. ¡Le agradezco enormemente la oferta de todas formas!

  7. Javier M

    Excelente nota!
    La Velosolex fue bastante común en Uruguay, unas cuantas aún siguen guardadas en el fondo del garage. Había un importador de bicicletas Graziella que en los 70 trajo la moto, es un prodigio de funcionalidad con su reducidísimo tamaño, sistema de plegado y soluciones técnicas. Hace unos diez años vi sacar una, «galpón find», que estaba como nueva.

  8. Alvaro

    Excelente nota Jason…felicitaciones !!!; tuve un Mosquito montado en una Raleigh cuando tenía 14/15 años, era una delicia, el único problema, era que cuando cruzabas un charquito, el rodillo que iba directo al neumático y transsmitía la tracción patinaba como loco !!!..pero mi sueño inalcanzable en esa época siempre fué el Cucciolo, que era lo máximo !!!

  9. cinturonga

    Muy buena nota! muy buen catálogo de «bicis». Nada que ver con las garompinhas que hacen ahora. Y las eléctricas…no se…nunca use una y espero nunca usar una, pero nunca digas nunca.

    Excelente las fotos también, lindo laburito. Las fotos son de Jason? ponganlennn el «copirait» ya que se tomaron el laburito!

    Un carinho glande, Cinturonga.

  10. dieguitofernandez

    En las pasadas vacaciones encontré en Cordoba un museo privado de motos, donde el propio dueño del lugar y coleccionista esta presente para contar interesantes historias de las mil cosas que tiene metidas ahí adentro.
    De las cosas que mas me llamaron la atención fue una moto igual a la Graziella pero en versión militar, según el así había nacido el modelo, y la usaban los paracaidistas. La llevaban plegada, en posición vertical, agarrada en su pecho, cuando estaban por tocar tierra las soltaban, para luego recuperarlas, armarlas y poder andar unos 50km, donde luego las descartaban. Me comento que después de la guerra se siguieron fabricando en versión civil.
    Les recomiendo visitar el lugar, hermosa colección y muy bien presentada.
    Les dejo el link del lugar y las fotos que saque yo mismo.
    http://www.posadadelmuseo.com/
    https://plus.google.com/photos/107399981149832106094/albums/5983788845976558561

    Saludos
    PD: No tengo ninguna relación comercial… solo pase de casualidad por ahi y me encanto! :)

  11. enabe

    Las Graziella fueron importadas por Motociclo. Si te fijas la rueda delantera esta como muy atras, por lo que si agarras un pozo es muy probable que des con tus huesos en el suelo. Esto trascendio y no se vendieron. Pasado el tiempo ,el capataz de la fabrica propuso modificarlas y les incrusto una horquilla de otra moto. Quedo horrible, pero andaba mejor y lograron venderlas (habia como 500 )

  12. Pablo Felipe Richetti

    Mi primer bici fue una Graziella, verde claro, plegable, rodado 16, una hermosura. El motor que tuvo adosado era una «bombucha» bien inflada atada a la horquilla y al tocar los rayos en movimiento la convertían en una moto poderosa…,recuerdos de la infancia cuando en los barrios los chicos podíamos andar en bici tranquilamente.
    Excelente nota, gracias Jason.

  13. Javier M

    Estimado Enabe:
    Me acaba de sacar una duda existencial! Estaba casi seguro de haber visto con los dos tipos de horquillas, pero mi mente no da para tanto.
    La 16 si que la deben haber vendido como pan caliente, soñaba con una. Un amigo tiene una Oro guardada, pero la verdad me gustaba más la común, menos lío y no había que cuidarla tanto.
    Preciosas bicicletas.

  14. morgan.

    Aca faltan las fotos de las Zanella Bambina y de una 48 TM. Aprendí a andar en moto a los 7 u 8 años en una Zanellita con pedales que tenía mi viejo y les tengo especial cariño a todas.

    Richetti, yo hacía lo mismo con mi bici Monark con cambios (pesaba 200 kg en orden de marcha) y si se pinchaba seguía tirando cambios a los gritos.

  15. Eirwal

    ¡Grandes recuerdos! Allá por la década del ’60, a los quince años accedí a mi primera motorización: una bicicleta Phillips negra, rodado 28” y frenos varilleros sobre la cual iba montado (más bien colgado) un motor Bianchi 45 cc de 2 tiempos con transmisión a rodillo dentado sobre la cubierta trasera. Sobre el portaequipajes iba el tanque de combustible, originalmente de una Siambretta 125 Standard que le otorgaba una autonomía prácticamente infinita.
    Además de divertirme recorriendo todas las calles y avenidas del Norte del Gran Buenos Aires, siempre a fondo, también sirvió para abrirme las primeras puertas a los secretos de la mecánica. Entre varios libros de motos que tenía mi viejo había uno (“Speed and how to obtain it”, publicado por la revista “The Motor Cycle”, que aún conservo) que inspiró mis primeros escarceos en la preparación. Recuerdo claramente mis dedos entumecidos tras largas horas invertidas en el pulido artesanal de lumbreras con trocitos de tela esmeril. Con una ayudita de los pedales lograba una aceleración sorprendente (mejor que muchos patéticos ciclomotores de embrague centrífugo que se volvieron tan comunes por los ’90) y llegó a desarrollar una máxima de 50 Km/h (bastante más cuando me largaba por alguna de las barrancas de San Isidro). Entre las contras podría anotar el notable consumo de cubiertas traseras que, además, con el desgaste del dibujo aumentaba el patinamiento, afectando la aceleración.
    La tuve durante dos o tres años luego de lo cual la entregué en parte de pago de una Gilera 150 modificada estilo “café racer” con asiento banana y todos los chiches. Pero eso ya es otra historia…

  16. Daniel Perelli

    Tengo una bicimoto armada con un motor chino, hace casi un año, compre el kit y lo adapte a una bicicleta inglesa, una diversion en cada viaje..

Deje un comentario

Tiene que estar registrado para comentar.

Otras notas que pueden interesarle

Una nueva «Noche Jaguar» en el CAS

YR0J5036 [1024x768]

En otra de sus excelentes veladas temáticas de los lunes, el Club de Autos Sport organizó la «Noche Jaguar» (para recordar la edición 2010, click aquí). Este lunes 28 de abril fue homenajeada tanto la marca como el club que desde hace tantas décadas reúne a los entusiastas y propietarios de la marca de Coventry por […]

Staff RETROVISIONES
29/04/2014 3 Comentarios

Concours Colombia 2013: la prehistoria

Studebaker Commander Regal 1953

La tradición iniciada en el Siglo XVII en Francia, en la época de las carrozas tiradas por caballos, encontró un nuevo impulso en la belle époque del automóvil con los Concours D´Elegance, oportunidad en que las familias aristocráticas lucían sus mejores galas de alta costura, a veces sus finísimas mascotas y claro está, los elegantísimos […]

Diego Speratti
19/06/2013 5 Comentarios

Los muchachos del Lambda

canchereando frente a Sacoa...

En un comentario de una nota anterior (click aquí) mencioné al pasar al Lancia Lambda 8a. serie, primer auto de la barra. Revolviendo fotos viejas, aparecieron dos que ilustran esta ¿nota?. No puedo dejar de mencionar a los fotografiados. Son Guillermo Iacona, Aldo Conti (el dueño), Dicky Kenny, Tito Maza y «moi». El que sacó […]

Lectores RETROVISIONES
23/09/2010 29 Comentarios

779 días, 779 clásicos

IMG_2606

Fiat 500 Gamine Vignale ‘71 Milano, a la hora del aperitivo. Una muestra de estacionamiento creativo. Via Montevideo, Milano, Italia.

Qui-Milano
02/07/2013 5 Comentarios

CAP: ¡Largaron!

Neira_9julio_27.06.1982_025

Así arrancaba la carrera del Club Argentino de Pilotos en 9 de Julio el 27, no de julio sino de junio, de 1982. Las foto fue sacada por el negro Neira.

Cristián Bertschi
01/04/2014 3 Comentarios

Autoclásica 2011: el famoso botón rojo

el botón de Mariana

Lo que nació como idea en un comentario de una nota y en un post ad hoc (si todavía tiene ganas de verlo haga clip aquí), terminó siendo un tema de conversación. Me crucé con no poca gente que preguntaba sobre el botón rojo o que comentaba que había visto gente con él. Los hubo […]

Cristián Bertschi
12/10/2011 12 Comentarios

Cartel de miércoles #95

DSCN09992

En la ciudad de Nassau, en Bahamas, parece ser que el bar Tropicana comparte este vehículo con la gente de algún ente ecológico para crear conciencia del cuidado del agua. ¡Bien por ellos! Ciudad de Nassau, Bahamas, febrero de 2015.

DiegoCarrozza
10/03/2015 1 Comentario

Visita a la bodega Catena Zapata

estanterías del Sr. Catena

Pasado el incidente entre el IES América y el taxi mientras salía un auto deportivo rojo de una agencia de autos japoneses (click aquí), aprovechamos la visita a Mendoza para visitar la bodega Catena Zapata. El lugar es muy grande, prolijo e impactante, sobre todo por la arquitectura de la bodega que es una pirámide […]

Cristián Bertschi
28/10/2009 5 Comentarios

Una de quinientas una

Ti Super para Francia

Una tarde de verano allá por 1985, estaba en casa estudiando algo para el colegio, cuando un ruido que no podía ser otra cosa que un auto de carrera se escuchó hasta la puerta de casa, donde se detuvo. Bajé corriendo, miré, y de un auto rojo de cuatro puertas, con llantas azules, bajaba Luis Magenta, […]

Lao Iacona
29/01/2010 7 Comentarios

Colonia de cachilas

Ratón buscando queso Colonia

Colonia del Sacramento es otro de las sitios de Sudamérica nombrados como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Y vaya que sobran los motivos: sus calles adoquinadas, sus coloridas casas coloniales, sus murallas de defensa, el faro, las circunstancias históricas que hicieron que estuviera bajo dominio portugués, español e inglés, fueron sólo algunos […]

Diego Speratti
03/05/2010 17 Comentarios

477 días, 477 clásicos

Hillman-Chevette

Hillman Minx Series IV, Rambla de las Américas, Colonia del Sacramento, Uruguay.

Diego Speratti
30/11/2011 2 Comentarios

¡Identifíquese!

3

  Nuestro lector Alejandro Tasso, nos invitó a través de estas fotos, a que contemos de que auto se trata y en que lugar están tomadas. Desde aquí intentamos probar suerte pero no dimos con ella, y  nos llegó un seco «no» desde el otro lado de la línea. Por eso es que solicitamos al […]

Lectores RETROVISIONES
20/09/2013 10 Comentarios

503 días, 503 clásicos

Mercedes y Toyota

Mercedes-Benz 280 SL «Pagoda», Rambla General Artigas, Punta del Este, Maldonado, Uruguay.

Diego Speratti
28/12/2011 4 Comentarios

Feliz coincidencia

andá...

Caprichoso como pocos, el dueño de esta Maserati 300 S quiso correr la Mille MIglia con el número 300. Excéntrico hasta el cansancio, nos es difícil imaginar las justificaciones que habrá dado a la organización para hacer coincidir número de inscripción con el de su tan envidiado juguete. Dicen sus amigos que luego de concluir […]

Hernán Charalambopoulos
23/07/2010 1 Comentario

818 días, 818 clásicos

P1000712 copy

Mucho más raro que cruzarse con una Miura por estos pagos es encontrarse con esta Ford F100 F- Series Custom «long wheelbase» de quinta generación, de inicio de los años ’70, y encima patentado en Torino en el ’78, lo que lo hace más raro todavía, ya que en «il bel paese», este tipo de pick-up se veían sólo en las películas… Quizás proviene de un surplús […]

Qui-Milano
13/09/2013 7 Comentarios

Automotoretrò Torino 2014: Fiat 130 coupé PF

fiatone

Rarísimo ejemplar de Fiat 130 coupé Pininfarina del ‘71, equipado con caja automática y motor V6 de 3.200 c.c. El 130 tuvo muchos problemas desde el principio de su producción, a partir del consumo exagerado de su V6 (¡3 km/l!), el precio altísimo, y la convicción que un Fiat no podía ser jamás un auto […]

Qui-Milano
01/03/2014 13 Comentarios

Mirando las estrellas

Auspicia, Taller de chapa y pintura Cachito, camino de cintura.Todo tipo de reparaciones.Visítenos!!!

Estimados Diego, Hernán y Cristián, les mando un par de fotitos del Classic Center de Mercedes, un lugar increíble del que podrían hacer una nota. Me llamó la atención el detalle del bastidor, las suspensiones y las soldaduras del W196, en un elevador, y la rotura frontal del C111, que estaba ahí tirado esperando turno […]

Lectores RETROVISIONES
15/08/2010 3 Comentarios

GPAB 2014: Scudería Ferrari

IMG_2186

La fugaz visión de este camión Dodge, circulando sobre la Avenida Pringles en Olavarría, me recordó un reciente post del Griego: Lo que nunca jamás sucedió (click aquí). Pasó raudo el camión lleno de «recuerdos» en su interior, pero alcanzó ese lapso para imaginar que Enzo Ferrari había fracasado en su intento de ser Enzo Ferrari […]

Diego Speratti
12/11/2014 11 Comentarios

520 días, 520 clásicos

Austin bote

Austin A70 Hampshire chatita. Calle 170, Real de San Carlos, Colonia, Uruguay.

Diego Speratti
01/02/2012 2 Comentarios

213 días, 213 clásicos

Julio echando candela

Nissan Junior pick up, Apaneca, Ahuachapán, El Salvador.

Diego Speratti
22/01/2011 2 Comentarios

Autoclásica según Tillous

detalle-330-lm590

RETROVISIONES le preguntó al enorme «Enano» Tillous, cuales fueron sus momentos favoritos de la Autoclásica plasmados en sus fotos y esto fue lo que eligió: La primera imagen surgió el viernes cuando le comenté a Máximo Aldunate -el dueño del precioso Martos-Peugeot de F2 Nacional- lo bueno que sería invitarlo a «Cocho» López para que […]

Miguel Tillous
15/10/2009 16 Comentarios

¿Paseamos en moto?

fh Cristián Bertschi
13/12/2011 10 Comentarios

El Mini de 3.500 HP

Issigonna go?

Los visitantes del Goodwood Festival of Speed, que abrirá sus puertas el próximo viernes, tendrán frente a sus ojos a algunas de las máquinas más extraordinarias de la historia, pero ninguna tan delirante como la que se podrá visitar en el stand de Cummins, la mayor constructora independiente de motores Diesel en el mundo. La […]

Jose Rilis
30/06/2010 4 Comentarios

Aurorita para el Día del Niño

¿cuánto pesa?

Al ver una de estas bicis instantáneamente viene al cuerpo la sensación de pesadez en las piernas que significaba vencer la quietud y empezar a sentir el vientito en la cara. Los que tenemos treinta y algo de años y crecimos en Buenos Aires aprendimos a pedalear en estas joyas de dos ruedas y supimos […]

Cristián Bertschi
08/08/2010 15 Comentarios

542 días, 542 clásicos

Suburban cola

Chevrolet Carryall c. 1946, Las Piedras, Canelones, Uruguay.

Diego Speratti
21/03/2012 2 Comentarios